Zona Kiddies

¡Historias que contar!
Estos tips te ayudarán a iniciar la mejor historia de tu vida.

JUEGO Y DESARROLLO DEL BEBÉ: LOS JUGUETES IDEALES PARA CADA EDAD

El juego es una de las actividades más importantes en la vida de todo niño, por lo que se considera una actividad universal, ya que promueve su desarrollo, favorece su imaginación, expresión artística y lenguaje. 

Los juguetes son el eje central en el desarrollo del juego, ya que hacen las veces de mediadores entre la realidad y la fantasía del niño. 

Para elegir un juguete, se debe considerar la edad del niño, que no sean piezas muy pequeñas y sus componentes no sean tóxicos, ya que es frecuente que los niños los lleven a su boca, por lo que es mejor prevenir. 

Asimismo, es recomendable que sean de distintos tamaños, texturas y formas, de colores llamativos y de preferencia que tengan más de un uso, lo que le da al niño mayores posibilidades. 

Por otra parte, se deben evitar aquellos juguetes que puedan dañar su integridad física, como lo son las puntas afiladas o aquellos que inciten a la violencia, para que el juego sea un espacio armonioso que favorezca el aprendizaje. 

 

| Elige juguetes que no sólo entretengan, sino que potencien las habilidades mentales del niño y que requieran creatividad, más que sólo oprimir un botón o seguir una instrucción |

 

De acuerdo al grupo de edad, los juegos y juguetes varían:

 

  • Para los bebés son recomendables los juegos como esconderse (esconder al bebé detrás de algo) o las canciones, que incrementarán su bagaje verbal.
  • Alrededor de los 2 años, las canciones ideales son las que requieren del uso de las manos u otra parte del cuerpo en movimiento.
  • Para los niños en edad preescolar son preferibles los bloques, rompecabezas y juegos de roles.
  • A la edad escolar son adecuados los juegos en grupo como el futbol o las representaciones teatrales.

 

Funciones de los juguetes

 

A través del juego los niños aprenden a ordenar, ceder, esperar, repartir, mostrar sus deseos y estados de ánimo, a compartir, usar el lenguaje y demás normas de la familia y la sociedad.  

Durante los primeros años los juguetes más simples estimularán su curiosidad y alentarán sus deseos de investigar y conocer. 

Sonaja: ayuda a desarrollar y fortalecer la coordinación mano-ojo, las sonajas son muy útiles para enseñarle al bebé cómo coordinar sonido y vista. 

Mordederas: Durante los primeros meses de vida un bebé explora el mundo con su boca, además, le ofrece un alivio extra cuando comienzan a salir los primeros dientes. 

Pelotas: Rodar, lanzar, dejar caer y botar una pelota mejora la coordinación, habilidades motrices y el desarrollo de los músculos.

Rompecabezas y bloques: ayudan a desarrollar la motricidad fina y estimulan su concentración, pensamiento lógico y su habilidad para resolver problemas.

Muñecos, marionetas peluches: enseñan al bebé la conciencia de su cuerpo, los roles y habilidades sociales, además de ser herramientas muy valiosas para describir emociones, identificar partes del cuerpo y enseñar verbos.