Zona Kiddies

¡Historias que contar!
Estos tips te ayudarán a iniciar la mejor historia de tu vida.

CÓMO HACER ERUCTAR A UN BEBÉ: TIPS Y CONSEJOS

Seguramente muchos papás se han preguntado, ¿por qué un bebé debe sacar el aire después de comer? Una pregunta que es muy frecuente, pero que tiene una respuesta sencilla: los eructos ayudan a los pequeños a expulsar el aire que suelen tragar mientras se alimentan.


Ocurre que muchos bebés se ponen inquietos y presentan gases, molestias e incluso dolor si no sacan el aire, en ello radica la importancia de ayudarlos a eructar. Incluso algunos especialistas relacionan esto con el cólico del lactante.


Muchos padres, al ser primerizos, no tienen la experiencia y se angustian ante esta situación. Pero no hay de qué preocuparse, pues a continuación seguiremos profundizando en el tema y les daremos algunos tips y consejos.


| Eliminar el aire del estómago ayuda a los bebés a sentirse cómodos, tranquilos, además de que abre espacio en su pancita para continuar alimentándose. La acción de eructar también apoya a los pequeños que tienen reflujo gastroesofágico o regurgitan con frecuencia. |


Posiciones recomendadas:

  • Recarga al bebé sobre tu pecho y que su barbilla se apoye en tu hombro. Posteriormente, dale un suave masajito o palmaditas en la espalda para que expulse el aire.
  • Sienta al pequeño sobre tus piernas, inclínalo hacia adelante, sostén su pecho y cabeza con una mano e igualmente dale suaves palmadas en la espalda.
  • Recuesta al bebé bocabajo sobre tus piernas, con la cabeza ligeramente más elevada que el cuerpo. Y de la misma forma que en las posiciones anteriores, dale palmaditas en la espalda.


Algunos tips

  • Si se amamanta, se recomienda hacer eructar al bebé al cambiar de pecho o al final.
  • Si se alimenta con biberón, se sugiere ayudarlo a sacar el aire después de cada dos onzas de leche.
  • Si padece reflujo, hacerlo cada onza.
  • Busca biberones diseñados para evitar que entre el aire.


¿Cómo saber si le saqué todo el aire?

Mantente atento por si el peque se muestra incómodo durante o tras alimentarse, pues esa es una señal para ayudarlo a sacar el aire.


Ante cualquier duda, acude con tu pediatra.