Categorías
Estimulación temprana Zona de bebés

Estimula el motor fino de tu bebé

ESTIMULA EL MOTOR FINO DE TU BEBÉ

La estimulación temprana es clave durante los primeros años de vida de los pequeños, ya que ayuda a fortalecer el cuerpo y desarrollar las emociones e inteligencia. Procura integrar estas actividades en su día a día, para que su crecimiento sea pleno.

¿Quieres saber más del tema? Puedes consultar nuestro artículo: ESTIMULACIÓN TEMPRANA: QUÉ ES Y SU IMPORTANCIA 

A continuación te proponemos las siguientes actividades para estimular el motor fino de tu pequeño. 

Pero antes… ¿QUÉ ES EL MOTOR FINO? Son los movimientos finos y precisos de las manos y dedos. Ahora, manos a la obra.

Bebés: 4 a 6 meses

  1. Coloca en su manita una sonaja o algún objeto que haga ruido para que lo ayudes a sacudirlo.
  2. Coloca cerca de sus manos un juguete para llamar su atención. Sacúdelo y anímalo a que lo tome por sí mismo.
  3. Ya con el juguete en sus manitas, permite que lo examine y juegue con él.
  4. Apóyate de móviles, sonajas y cascabeles de colores llamativos.
  5. Toma su mano y toca las diferentes partes de su cuerpo: cabeza, boca, nariz…
  6. Ayúdale a aplaudir frente a su carita.
  7. También, puedes colocar en su mano objetos con diferentes texturas e invítalo a tocarlos. Habla con él, explícale qué es cada objeto.

*Con información del: Instituto Mexicano del Seguro Social, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y Organización Mundial de la Salud (OMS).

Categorías
Zona de bebés

Cómo bañar a mi bebe: tips y recomendaciones

CÓMO BAÑAR A MI BEBÉ: TIPS Y RECOMENDACIONES

El primer baño de tu bebito es, sin duda, una de las experiencias que más atesorarás, ya que es una gran oportunidad para comenzar a crear vínculos con él; sin embargo, este paso suele estar lleno de dudas, preguntas y en algunas ocasiones miedos.

Pero no te preocupes, con las siguientes recomendaciones tendrás la mejor experiencia y recuerdos. 

¿QUÉ NECESITO?

  • Una bañera o tina de plástico pequeña, con una mesa para que te quede a una altura cómoda. También puedes usar tu cama protegiéndola con toallas.
  • Una esponja, una toalla de manos y un trapito que puedas mojar.
  • Un cepillo suave.
  • Una jicarita.
  • Toalla de bebé con gorrito.
  • El shampoo-jabón para bebé de tu preferencia.
  • Crema para bebé (opcional).
  • Si hace frío, un calentador.

¿CÓMO LO HAGO?

  • Tu bebé necesita un baño, una o dos veces a la semana.
  • La temperatura ideal del cuarto es de mínimo 23 o 24 grados.
  • Fíjate que la temperatura del agua esté tibia, no caliente, para tu codo (pues tiene piel más sensible que tu mano).
  • Llena la tina con agua suficiente para cubrir a tu bebé y que no le dé frío.
  • Coloca todo lo que vayas a necesitar a la mano para no tener que mover a tu bebé si te hizo falta algo. Nunca lo dejes solo en la tina.

PASO A PASO:

  1. Aunque nunca lo vas a soltar, puedes colocar una toalla de manos como base para que no se resbale en la tina.
  2. Sujétale un bracito mientras le apoyas la cabecita en tu antebrazo.
  3. Lava su carita y ojos solo pasándole un trapito con agua, no jabón.
  4. Ponle un poco de jabón al agua y talla su cabecita mientras la mojas y le haces un ligero masaje a su cuero cabelludo con el cepillo (te ayudará a evitar la formación de costra láctea).
  5. Por último, lava su cuerpo con la esponja y agua jabonosa.
  6. Envuélvelo en su toallita y sécalo bien (poniendo atención en los pliegues).
  7. Los bebés no necesitan crema a esta edad a menos que tengan piel reseca, pero puedes ponerle si lo prefieres.
  8. Vístelo rápidamente para que no tenga frío.

Otras dudas…

En un recién nacido, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, lo ideal es bañarlo hasta 24 horas después de su nacimiento. Posteriormente, dos o tres baños a la semana serán más que suficientes durante el primer año.

Categorías
Zona de bebés

Deliciosa papilla de zanahoria para tu bebé

DELICIOSA PAPILLA DE ZANAHORIA PARA TU BEBÉ

Si tu pequeño ya cuenta con cinco o seis meses y va a comenzar su alimentación complementaria, esta papilla de zanahoria es una excelente opción, pues su sabor dulce lo enamorará.

Recuerda, si quieres conocer más sobre el proceso de ablactación, te invitamos a leer la siguiente nota: Alimentación complementaria.

¡Iniciamos!

  • Ideal para: comida o cena
  • Tiempo de preparación: 20-25 minutos
  • Edad: 6 meses en adelante
  • Porciones: 4

Ingredientes:

  • 4 Zanahorias
  • ½ Taza de agua

Ahora, manos a la obra

Paso 1: Lava muy bien la zanahoria.

Paso 2: Pela la zanahoria y córtala en rodajas.

Paso 3: En agua hirviendo, coloca las zanahorias. Cuando las sientas suaves, apaga el fuego y deja que enfríen. Si cuentas con una vaporera, también la puedes utilizar. 

Paso 4: Posteriormente, muele la verdura, con poca agua, hasta que consigas un pure.

Listo, fácil y rápido tienes una papilla para tu bebé, la cual, además de aportarle importantes nutrientes, ayuda en el desarrollo de su visión.

Categorías
Zona de bebés Zona de Héroes

Alimentación complementaria: tips y consejos

ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA: TIPS Y CONSEJOS

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los bebés sean alimentados exclusivamente con leche materna y que la lactancia se prolongue, cuando menos, hasta que tengan un año de edad.

No obstante, alrededor de los seis meses, y con la autorización del pediatra, los pequeños pueden comenzar a incorporar alimentos sólidos en su dieta. Este proceso, llamado ablactación, no significa suspender la lactancia, sino complementar la alimentación 

Inicia con…

Cereales especialmente formulados para su edad, mezclados con leche materna o fórmula. Posteriomente, introduce frutas o verduras molidas y coladas.

Verduras…

Inicia ofreciéndole a tu bebé una cucharadita o dos de chayote, zanahoria, betabel o calabacita cocidos perfectamente al vapor, molidos y colados.

Frutas…

Se sugiere comenzar con plátano, manzana cocida, pera, papaya y melón, todo perfectamente molido.

Para descartar alguna reacción…

Una vez que has descartado que tu hijo tenga alguna reacción o intolerancia a algún alimento, puedes comenzar a mezclar las verduras y más tarde introducir pollo o ternera en sus papillas. Finalmente, carne como res y jamón.

Estas carnes deben estar perfectamente cocidas y molidas finamente con verdura. Después de los nueve o 10 meses podrás dejar algunos pedazos pequeños y suaves en la papilla, que seguramente tu hijo disfrutará.

Consejos:

  • Este proceso, el de la alimentación complementaria, es muy paulatino, para que tu hijo se habitúe a los nuevos sabores. Además, debes estar en estrecha comunicación con el pediatra.
  • Si al iniciar la ablactación notas que tu bebé rechaza el alimento, puedes dejar pasar una semana para volver a intentarlo, probablemente todavía no está listo para deglutir alimentos más espesos o la experiencia no le ha resultado agradable.
  • Recuerda, no es necesario agregar sal ni condimentar los alimentos del bebé, ya que su paladar puede percibir y disfrutar los diferentes sabores.

*Ante cualquier duda, siempre consulta con el pediatra de tu pequeño. 

Categorías
Zona de bebés Zona de Héroes

Llegó el frío: consejos para cuidar a tu bebé

LLEGÓ EL FRÍO: CONSEJOS PARA CUIDAR A TU BEBÉ

Cuando llega la temporada de frío, las infecciones respiratorias son más frecuentes, ya que el aire es más seco y la contaminación aumenta en las ciudades, provocando que las vías respiratorias de los pequeños se irriten con facilidad,  facilitando el acceso a microorganismos patógenos.

El sistema inmunológico de los pequeños o recién nacidos es inmaduro, pero conforme pase el tiempo irá adquiriendo anticuerpos a través de la leche materna y otros medios. De ahí la importancia de tener ciertos cuidados durante esta época de bajas temperaturas.

 

Abriga a los pequeños

Los bebés no tienen la capacidad de conservar la temperatura en su cuerpo durante sus primeros meses. Por ello, es imporante mantenerlos abrigados y vestirlos con una prenda más de ropa.

Solo salidas necesarias

Si vas a salir con tu pequeño, valora si es necesario sacarlo. Y también evita los cambios bruscos de temperatura.

Calentadores, con moderación

En casa, no abuses de calentadores, pues estos resecan el ambiente, provocando que las vías respiratorias del bebé se resequen e irriten.

Evita reuniones masivas

Procura no tener contacto con multitudes o gente enferma, ya que una infección pequeña en un adulto puede resultar en una enfermedad más grave en un recién nacido.

Vacunación, importante

Aplícale a tu bebé sus vacunas, de acuerdo a su esquema de vacunación. Así mismo, quienes estén en contacto con él deberán vacunarse contra la influenza.

 

| DATO: Es común que un niño sano tenga más resfriados o infecciones de las vías respiratorias que cualquier otra enfermedad, y puede llegar hasta ocho o más episodios, generalmente menores, antes de su segundo cumpleaños. |

 

Las enfermedades de las vías respiratorias, sean virales o bacterianas, presentan síntomas muy parecidos: fiebre, dolor de garganta, inflamación de las vías respiratorias, moco verde, tos y malestar general. Recuerda, solo un médico puede evaluar, diagnosticar y recetar el medicamento idóneo para cada caso.

Categorías
Zona de bebés

Lava la ropa de tu bebé antes de estrenarla

LAVA LA ROPA DE TU BEBÉ ANTES DE ESTRENARLA 

Seguramente, durante el embarazo, has experimentado la emoción de comprarle ropita a tu bebé, con el ansia de verlo estrenarla. Lo mismo sucede cuando lo ves crecer y adquieres nuevas prendas, de acuerdo a la temporada.

No obstante, hay que tomar en cuenta un aspecto importante antes de que tu bebé luzca su nuevo outfit: lavar las prendas. Sí, y es que, pese a que puedas pensar que son nuevas, sin utilizar, hay razones para realizar previamente una limpieza de las mismas. Aquí te las compartimos:

Cuando compras ropita para tu bebé, ésta seguramente pasó por transportación, almacenaje y por varias manos, previo a su colocación en las tiendas. Esta es una razón para lavar las prendas, para asegurar su limpieza y que tu bebé no corra ningún riesgo.

Muchos tejidos, incluso algunos naturales, pasan por procesos químicos durante su fabricación. También, algunas prendas reciben tratamientos especiales para mejorar su apariencia al momento de ponerlas a la venta. Esta es otra razón para lavarlas a mano o en lavadora, previo a que tu bebé las estrene.

Tips para lavar la ropita de tu bebé

  • Sigue las indicaciones de la etiqueta.
  • Lava la ropita de tu pequeño por separado, por lo menos durante los primeros meses. ¿Por qué? Además de que las prendas de los adultos pudieron estar en contacto con otro tipo de bacterias, también suelen utilizar diferente detergente.
  • El punto anterior nos lleva al siguiente: utiliza un detergente dermatológicamente probado o jabón neutro, para cuidar la delicada piel de tu pequeño.
  • Evita suavizantes y quitamanchas, pues estos productos suelen ser más agresivos.

Por último, recuerda revisar, previo a colocarle cualquier prenda a tu bebé, que no traiga alfileres, seguritos o cualquier etiqueta que le pudiera molestar o provocar alguna lesión.

 

| Ante cualquier irritación o molestia que notes en la piel de tu bebé, consulta con su pediatra. |

Categorías
Zona de bebés

Pescaditos o nuggets: sorprende a tu pequeño

PESCADITOS O NUGGETS: SORPRENDE A TU PEQUEÑO

Si tu pequeño ya es un bebé grande, esta receta le resultará, además de deliciosa, muy divertida. Sigue los siguientes pasos y en un abrir y cerrar de ojos, estarás viendo a tu niño disfrutar de una comida muy saludable, perfecta para esta temporada de calor.

¡Iniciamos!

  • Ideal para: comida o cena
  • Tiempo de preparación: 30-40 minutos
  • Edad: 1 año en adelante
  • Porciones: 5

Ingredientes:

  • 1/4 de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 shots de aceite vegetal
  • 1 huevo batido
  • 1/2 taza de harina
  • 600 gramos de pescado (sin espinas)
  • Sal al gusto

Ahora, manos a la obra

Paso 1: comienza moliendo el pescado, sal, cebolla, ajo y pan molido, hasta formar una pasta. Te puedes apoyar de una procesadora.

Paso 2: después, con harina en tus manos, toma la pasta y dale la forma que desees. Pueden ser pescaditos, estrellas, palomitas, la idea es sorprender a tu pequeño. 

Paso 3: los nuggets que armes, pásalos por huevo batido y después por el pan molido. 

Paso 4: en aceite, fríe los nuggets y dóralos por ambos lados, procurando que no se quemen. 

Listo, tienes el platillo de tu bebé, el cual lo puedes acompañar de verduras bien cocidas y un poco de cátsup. Y si quieres variar la receta, también puedes utilizar pollo. 

Categorías
Zona de bebés

Vacunación

VACUNACIÓN

Desde que nace nuestro hijo y casi hasta la edad adulta, es necesario cumplir con el esquema completo de vacunación. Las enfermedades que podemos prevenir con las vacunas o inmunización, pueden ser desde las que provocan un poco de fiebre y en la mayoría de los casos únicamente incomodan, hasta las que pueden ser mortales o incapacitantes, como la poliomielitis.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) define como vacuna a cualquier preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad, mediante la estimulación de producción de anticuerpos. Estas pueden estar compuestas por microorganismos muertos, atenuados con toxinas o ser biosintéticas, es decir, elaboradas con sustancias similares al virus o la bacteria.


| Es importante saber es que las vacunas no son capaces de generar la infección, pero sí la respuesta inmunológica contra ella. |


Sistema inmunológico


El sistema inmunológico es el encargado de proteger al organismo contra agentes patógenos y elementos tóxicos, entre los que se encuentran todos los agentes infecciosos como bacterias, virus, parásitos y hongos, además de los contaminantes ambientales o venenos. Cuando los agentes agresores, llamados antígenos, se reproducen en cantidades incontrolables o el sistema se debilita y pierde su capacidad inmunológica, se presentan enfermedades infecciosas, que pueden ir desde una simple gripe hasta padecimientos muy graves. Después queda registro del agente o elemento que atacó nuestro cuerpo, de modo que, si vuelve a entrar en el organismo, los glóbulos blancos están preparados para aniquilarlo.


Las vacunas están diseñadas de tal forma que son capaces de desencadenar la reacción inmunológica, ante el ataque de un agente externo sin el riesgo de producir la enfermedad.


Algunas vacunas, al ser aplicadas, pueden producir molestias como fiebre, incomodidad o dolor; sin embargo, todos sabemos que el beneficio que proporcionan es infinitamente más importante que los inconvenientes que pudieran causar. Algunos pediatras recomiendan un analgésico y antipirético ligero como el paracetamol para prevenir los efectos indeseables de la vacuna. Si tienes una duda al respecto consulta a tu médico.


Vacunas en México

El esquema de vacunación en México es muy completo, ya que además de incluir las inmunizaciones tradicionales, actualmente se aplican las vacunas de:

  • Influenza.
  • Rotavirus.
  • Neumococo.
  • Virus del Papiloma Humano (solo niñas).


Recientemente han circulado versiones de que las vacunas son peligrosas; esto es falso. Desarrollarlas ha tomado años de investigación y esfuerzos. Cada una de ellas tiene estudios científicos a gran escala y millones de dólares invertidos, para poder proporcionarles la garantía de la salud a las nuevas generaciones. Debes saber que, sin lugar a duda, es más seguro vacunar a tu hijo que no hacerlo.


Categorías
Zona de bebés

Alimentación del primer año

ALIMENTACIÓN DEL PRIMER AÑO

El bebé recién nacido parece que solo quiere tomar leche y dormir, pero en poco tiempo tratará de quitarnos la cuchara y darnos a nosotros de esa rica papilla de carne con verduras; sin embargo, el cambio de la leche materna o de fórmula a los alimentos sólidos debe darse de forma paulatina y preferentemente después del primer año.


| La Organización Mundial de la Salud, recomienda enfáticamente que el bebé sea alimentado exclusivamente con leche materna durante los primeros 6 meses y que la lactancia se extienda cuando menos hasta que cumpla un año de edad. |


¿Qué beneficios da la leche materna?

La leche materna contiene más de 100 nutrientes que no contiene la leche de vaca ni se han podido sintetizar en un laboratorio; además, es de fácil digestión, no produce estreñimiento y reduce los trastornos estomacales. Por si fuera poco, la leche materna otorga protección contra las infecciones de oído, aparato respiratorio y digestivo, disminuyendo la predisposición a enfermedades futuras como la diabetes, la obesidad o alergias.


También, nos ayuda a establecer un vínculo de amor, gracias al contacto físico que se genera en el acto de amamantar. Madre e hijo se conectan a nivel emocional, proporcionando seguridad y tranquilidad al bebé, fomentando las bases de una relación afectuosa en el futuro.


Si has decidido, por los motivos que sean, alimentar a tu bebé con leche artificial. Debes dar el biberón con cercanía y contacto físico, susurrando palabras suaves, mirándole y acariciándole. Asimismo, es importante consultar a tu médico y extremar la higiene en el manejo de los biberones.


¿Cómo empezar con los alimentos sólidos?

Después de los 6 meses, y tras la evaluación de su médico, se puede iniciar poco a poco con la introducción de alimentos sólidos. Para empezar, se recomiendan los cereales para bebé mezclados con leche materna; unas 3 semanas después, se le puede ofrecer frutas o verduras molidas y coladas. Es importante iniciar con una sola fruta o verdura para poder detectar cualquier reacción alérgica o intolerancia a alguna.


Después de los 7 meses, se puede comenzar a mezclar diferentes verduras y a los 8, introducir en estas papillas un poco de pollo o ternera. En un inicio estas deben estar perfectamente molidas, y a partir del décimo mes, se puede dejar en sus papillas algunos pedacitos pequeños y suaves de alimento; aunque no tenga dientes, le encantará encontrar una novedad para “masticar” dentro de su comida. También disfrutará si le ofreces galletas marías, u otra variedad que tenga esa misma consistencia, y que se pueda comer con sus manitas.


Las papillas del bebé no requieren de sal y otros condimentos. Se sabe que las preferencias en cuanto a lo salado de los alimentos se determina en la infancia, por lo que es mejor evitarla en un inicio.


Después del año de edad, y salvo que el médico indique lo contrario, se puede comenzar a ofrecer al bebé huevo, chocolate, pescado, fresas y leche de vaca, así como queso o yogurt.


Mientras más tiempo se aplace el momento de darle golosinas, será mucho mejor. Es muy importante que, durante todo el primer año y en la introducción de nuevos alimentos, mantengas una comunicación estrecha con tu pediatra.

Categorías
Zona de bebés

Dentición del bebé

DENTICIÓN DEL BEBÉ

La dentición es el proceso en el cual los dientes de leche comienzan a aparecer. En la mayoría de los bebés ocurre entre los 6 y los 9 meses de edad, aunque en algunos, el primer dientecito puede aparecer a los 3 meses, o bien, hasta el primer año. Esto no debe ser motivo de preocupación.


Los primeros dientes en salir, casi siempre, son los frontales inferiores. Después suelen aparecer los 2 dientes superiores frontales y finalmente los otros incisivos. La mayoría de los niños suelen tener todos sus dientes de leche a los 3 años de edad.


Aunque es emocionante ver su primer dientecito, para que esto suceda, probablemente el bebé padecerá alguno o varios de los síntomas típicos de la dentición. Cada bebé es diferente y algunos no tienen ninguna molestia, pero otros lo pasan mal.


Síntomas más comunes de la dentición:

  • Encía inflamada y sensible
  • Babeo
  • Fiebre baja o diarrea
  • Erupciones en el mentón o la cara
  • No puede dormir o se despierta en la noche
  • Un poco de tos
  • Falta de apetito
  • Dolor, molestia o irritabilidad
  • Muerde con desesperación lo que tiene a su alcance


| Después de los primeros 4 dientes, los síntomas más molestos suelen ser menores o desaparecer; aunque el babeo y la necesidad de morder todo puede continuar hasta los 2 años de edad. |


¿Cómo cuidar los dientes de leche?

Los dientes de leche marcan la posición de los dientes definitivos y pueden desarrollar caries. Para prevenir esto y crear bueno hábitos de higiene, limpia los dientes de tu bebé con un cepillo de dientes especial, recomendado por el odontopediatra. No es necesario usar pasta dental, restregar demasiado fuerte o enjuagar, solo hay que tratar de eliminar el exceso de alimento en sus dientecitos. También, evita que el bebé se duerma con el biberón, o que el uso del chupón se prolongue más allá del año de edad. De igual forma, es recomendable postergar y limitar los jugos envasados, otras bebidas azucaradas y los dulces.


Para ayudar a pasar por este duro momento y minimizar las molestias de tu bebé, puedes ofrecerle una mordedera, perfectamente limpia. Incluso, existen algunas que pueden meterse al congelador, de modo que el frío le otorgue un alivio extra para el dolor de la dentición.


Nunca des medicamentos al bebé sin antes consultar al médico.


Si tienes dudas, consulta a tu pediatra u odontopediatra.