Categorías
Zona de bebés

Pescaditos o nuggets: sorprende a tu pequeño

PESCADITOS O NUGGETS: SORPRENDE A TU PEQUEÑO

Si tu pequeño ya es un bebé grande, esta receta le resultará, además de deliciosa, muy divertida. Sigue los siguientes pasos y en un abrir y cerrar de ojos, estarás viendo a tu niño disfrutar de una comida muy saludable, perfecta para esta temporada de calor.

¡Iniciamos!

  • Ideal para: comida o cena
  • Tiempo de preparación: 30-40 minutos
  • Edad: 1 año en adelante
  • Porciones: 5

Ingredientes:

  • 1/4 de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 shots de aceite vegetal
  • 1 huevo batido
  • 1/2 taza de harina
  • 600 gramos de pescado (sin espinas)
  • Sal al gusto

Ahora, manos a la obra

Paso 1: comienza moliendo el pescado, sal, cebolla, ajo y pan molido, hasta formar una pasta. Te puedes apoyar de una procesadora.

Paso 2: después, con harina en tus manos, toma la pasta y dale la forma que desees. Pueden ser pescaditos, estrellas, palomitas, la idea es sorprender a tu pequeño. 

Paso 3: los nuggets que armes, pásalos por huevo batido y después por el pan molido. 

Paso 4: en aceite, fríe los nuggets y dóralos por ambos lados, procurando que no se quemen. 

Listo, tienes el platillo de tu bebé, el cual lo puedes acompañar de verduras bien cocidas y un poco de cátsup. Y si quieres variar la receta, también puedes utilizar pollo. 

Categorías
Zona de Héroes

Evita accidentes en casa: tips y recomendaciones

EVITA ACCIDENTES EN CASA: TIPS Y RECOMENDACIONES

Conforme nuestros pequeños crecen, se vuelven más curiosos, inquietos y activos; gatean, comienzan a caminar, trepar, se apoyan de muebles y jalan objetos, es decir, su autonomía los lleva a la exploración e investigación. Si bien es un momento emocionante y de desarrollo, también es una etapa de extremo cuidado, para prevenir accidentes.  

Y como en el hogar es en donde pasan la mayor parte del tiempo los pequeños, y más en esta época de contigencia, siempre es recomendable tomar medidas de seguridad en casa, para evitar percances y malos momentos.   

Entre los accidentes domésticos más recuerrentes se encuentran: quemaduras, caídas, asfixias, cortes, intoxicación por ingesta de medicamentos o productos y descargas eléctricas.

Pero no te alarmes, es mejor informarse, enseñarle a los pequeños los cuidados y seguir algunas recomendaciones. Te compartimos más información:  

Para evitar caídas

  • No descuides a tu bebé mientras esté en una superficie elevada: mesa, cama, sillón o cualquier otro.
  • Revisa que tu piso no sea resbaloso y quita obstáculos.
  • Puedes utilizar alfombras.
  • En el baño, una opción son los antideslizantes.
  • En escaleras, coloca barandal o pasamanos.
  • Revisa seguros de puertas o balcones; lo mismo en ventanas, donde puedes instalar rejas o barrotes.
  • Checa estantes y libreros, que no sean endebles. 
  • Enséñale a tu pequeño a no subirse a los muebles.

Cuidado con las quemaduras

  • Mantén alejados a los niños de la cocina
  • Al cocinar, utiliza tapas para las ollas y sartenes.
  • Los mangos de ollas y sartenes no deben sobresalir de la estufa o algún otro mueble
  • Aleja a tus pequeños de la zona de planchar
  • Cuida que los pequeños no jueguen con cerillos o encendedores.
  • Si tienes chimenea, usa una pantalla protectora y fíjala bien.
  • Revisa extintores y alarmas antihumo
  • No cojas a tu bebé con una bebida caliente en mano.
  • Asegúrate de bañar a tu pequeño con el agua a temperatura correcta.

Revisa enchufes para evitar descargas

  • Las tomas de corriente que no uses regularmente, tápalas con enchufes especiales.
  • Pon atención a los aparatos eléctricos encendidos.
  • No dejes extensiones conectadas.
  • Enséñale a tu pequeño a no tocar los enchufes, descalzo o con las manos mojadas.

Ahogamiento, asfixia y estrangulamiento

  • Durante los primeros tres años, los niños acostumbran meterse objetos a la boca, oídos y nariz, por lo que siempre debes vigilarlos.
  • Nunca dejes a los pequeños cerca del agua: cubetas, regaderas o tinas.
  • Busca juguetes que no contengan piezas pequeñas.
  • Asegúrate que los cordones de las cortinas o persianas queden fuera de su alcance.
  • Si cuentas con mascota, no los dejes en la misma habitación, mientras el pequeño duerme.

Ten cuidado de las intoxicaciones

  • No dejes al alcance de los pequeños productos de limpieza, jardinería, insecticidas y medicamentos.
  • No guardes en el mismo lugar distintos tipos de productos, alimenticios y tóxicos.
  • No permanezcas en habitaciones recién pintadas o tratadas con insecticidas.
  • No utilices estufas o braseros en cuartos pequeños o dormitorios.
  • Cierra la llave de paso por las noches, tras utilizar el gas.

| Y recuerda, siempre debes tener un maletín de primeros auxilios, el teléfono del médico de tu pequeño a la mano, o algún otro que atienda emergencias, así como aprender RCP y la maniobra de Heimlich. |